Novedades

Volver

Tips para pasar el calor y cuidarte del sol

22/12/2017

Las altas temperaturas pueden ser peligrosas si no tomamos determinados cuidados. En esta nota te contamos qué podés hacer para evitar pasarla mal en tus vacaciones

La llegada del verano no solo significa días hermosos de sol con temperaturas cálidas, sino también la amenaza de posibles quemaduras solares, insolaciones, deshidrataciones y picaduras de insectos, entre otras. Queremos que vos disfrutes este verano de excelente forma. Por eso te traemos consejos para los riesgos más comunes del verano. 

 

 

Un cálido amigo, pero también un intenso enemigo.

Protegerse del sol es sumamente importante, dado que una larga exposición en las horas centrales del día puede causarnos serios problemas de salud que pueden simplemente evitarse. Las horas en las que los rayos ultravioleta solares son más fuertes son las 10 de la mañana y las 4 de la tarde.

Durante esas horas de máxima intensidad solar aprovechá las sombras. De todas formas, no olvides que los árboles, las sombrillas o los toldos, no te protegen totalmente contra la radiación solar. Usa ropas que te protejan. Sombreros anchos para proteger el rostro, lentes solares para proteger los ojos.

Usa cremas con filtro solar. Es recomendable una crema de amplio espectro, con factor de protección igual o superior a 30. Aplicala cada dos horas, o después de nadar o hacer ejercicio al aire libre.

 

Escapale a la cachetada solar

El golpe de calor no es una cachetada solar, es una alteración de la regulación térmica del cuerpo, la cual puede ser sumamente grave. Sucede cuando la exposición solar se da durante largo tiempo, con una intensa radiación del sol y una escasa movilidad del aire.

El cuerpo comienza a tener problemas en la regulación de la temperatura, y esta comienza a ascender por arriba de los 37°, ya sea a causa del agotamiento del sistema de sudoración o por deshidratación.

Los síntomas son fiebre alta, somnolencia, desvanecimientos o mareos, aceleración del pulso. La piel se vuelve seca, caliente y enrojecida. Fuertes dolores de cabeza. Nauseas y vómitos. Sed intensa. Dolores abdominales, puede haber calambres.

Las recomendaciones para evitar un golpe de calor son los siguientes:

 

  • Evitar la exposición al sol en las horas de mayor radiación solar (detalladas arriba en la nota).
  • Consumir abundante agua
  • No comás comidas abundantes, ya que estas aumentan el calor corporal.
  • Consumí alimentos frescos, como frutas y verduras.
  • Evitá bebidas alcohólicas e infusiones calientes
  • No realices ejercicio en ambientes calurosos o al sol en horarios de mayor radiación solar.
  • Protegete del sol con sombrero o sombrilla
  • Utilizá cremas de protección solar con factor igual o mayor a 30
  • Utilizá lentes de sol
  • Evitá lugares cerrados sin ventilación

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Tené en cuenta todo lo que te explicamos en la nota.

 

¡Sacale jugo al verano! ¡No te descuides!