Novedades

Volver

12 de marzo: Día del Escudo Nacional de la República Argentina

12/03/2018

Conjuga en su diseño todos los valores con los que se inició la nación en la que hoy vivimos. Lee la nota para saber qué elementos tiene y qué representan.

La Asamblea General Constituyente del año 1813, el 12 de marzo aceptó el Escudo de la República Argentina. El objetivo de este, además de ser usado como escudo de armas, era diferenciar los sellos utilizados por el gobierno del Virreinato, desde ese momento en adelante.

Explicación heráldica

La heráldica es la ciencia del blasón, es decir, es el arte de explicar y describir los escudos de armas de cada linaje, ciudad o persona. Gracias a ella podemos determinar el significado de nuestro escudo.

Los emblemas que componen el Escudo Nacional Argentino representan en conjunto la gloria, la unión y la libertad, tres de los ideales básicos soñados con el nacimiento de la nueva nación. El Escudo posee una forma ovalada, dividida en dos cuarteles.

El superior azul representa la justicia, la verdad, la lealtad y la fraternidad.

El inferior blanco es símbolo de pureza, fe, hidalguía, integridad, firmeza y obediencia.

Las manos entrelazadas del cuartel inferior representan la unión y la hermandad de los pueblos de las antiguas Provincias Unidas del Río de la Plata, sostienen una pica, una especie de lanza corta que representa la voluntad de defender la patria, también es símbolo de la autoridad, el mando, la dignidad y la soberanía. En el extremo se ubica un gorro frigio, que representa la libertad, la igualdad y el sacrificio. Es un antiguo símbolo de libertad, caracterizó a la Revolución Francesa.

Las dos guías de laureles, ubicados a ambos lados del Escudo, representan los triunfos de los patriotas sobre los realistas en las batallas de Suipacha, son símbolo de victoria y de gloria. Están unidos por debajo con dos lazos de cinta celestes y blancas que representan a la Nación Argentina, repitiendo los colores patrios del centro oval del escudo. El sol naciente, en oro, indica el nacimiento de la nueva nación, representa la verdad, la majestad y la prosperidad.

Todos los días, y especialmente hoy, debemos reflexionar sobre los valores presentes en nuestro Escudo Nacional. Debemos hacer honor a lo que representan.

 

“Sean eternos los laureles, que supimos conseguir”