Novedades

Volver

Tomalo con calma, la cosa es así…

28/07/2020

Aprender a cultivar la paciencia es algo que nos enseñó la pandemia Covid-19, ya sea por la ansiedad que generó no poder ver a nuestras familias, amigos, o por dejar de realizar esa actividad física que tanto nos gusta y desestresa.

Cuando todo era “normal” -en otras notas ya hemos dicho que para lo que algunos es normal para otros puede no serlo-, algunas personas se recargaban de tareas sin dejar espacio para la calma, el relax, el disfrute… Y veces, no se puede con todo, ya lo descubrimos en cuarentena.

Una de las soluciones que buscan los adolescentes para estirar lo más que se pueda el día, para rendir, para satisfacer a todos y a todo, es el consumo de bebidas energéticas, las cuales hay de todos los tamaños y colores. Ahora, ¿es necesario?, ¿conocés los efectos que puede provocar en vos esta práctica?

El consumo de este producto se ha extendido, como lo han hecho sus efectos nocivos: varios estudios han demostrado un aumento de la presión arterial y la frecuencia cardíaca por ingerir estas bebidas. Sí, somos jóvenes, pero los efectos a mediano y largo plazo son indiscutibles y están a la vista.

Otros efectos secundarios pueden ser las arritmias, fibrilación auricular e incluso se han relacionado con el infarto de miocardio, explican los especialistas. Por eso, te recomendamos que en caso de necesitar más energía, apuestes por el ejercicio y una buena alimentación.

Cuando vuelvas al ruedo y veas que tu día se llena de eventos, trabajos, reuniones, o lo que fuese, no vayás en busca de energizantes. Apliquemos la paciencia que nos enseñó la cuarentena y hagámosle caso a Charly: ¡Tomalo con calma, la cosa es así!