Novedades

Volver

Utilizar la pedagogía a favor de los adolescentes

15/12/2020

Vivimos en una época en donde se aplica un sistema pedagógico obsoleto. Es importante acompañar al alumnado, comprenderlo y hacer que aprenda con el fin de que desarrolle su potencial humano y conducirlo hacia el progreso con métodos de enseñanza actuales donde se sientan cómodos.

Profesoras y profesores saben que vivimos en un mundo real donde la buena pedagogía es la que ayuda y acompaña a los estudiantes, los hace comprender y aprender. Por el contrario, hoy reina la pedagogía inaplicable, que suma esfuerzos, que obstaculiza y provoca adolescentes infantiles y sobreprotegidos, un panorama desfavorable para el futuro de los alumnos.

El nuevo mundo necesita profesores que estén en contacto con la realidad, que sean empáticos, tengan sentido común y sus conocimientos provengan de la necesidad de la sociedad, no así, que entorpezca el futuro de los jóvenes. Quizá la pedagogía que necesitan los niños y niñas de hoy, demore; en tanto, podemos ir preparándonos para el cambio, ya sea capacitándonos y conociendo las necesidades de las futuras generaciones.

Algunas características de la buena educación son brindar una formación integral; contar con docentes comprometidos; atender las necesidades especiales; relación y colaboración entre familia e institución; educación tecnológica; formación social y deportiva, y por supuesto, un clima propicio para el aprendizaje.

Habrá que tomar conciencia y dejar atrás enseñanzas que atrasan con abusos ideológicos y errores aplicados por años, de lo contrario el alumnado se verá perjudicado con enseñanzas arcaicas, dejando sin futuro, autonomía y empatía a quienes estarán a cargo de la sociedad en unos años.