Novedades

Volver

Vida sedentaria. Cambiar de paradigma

22/07/2021

Seguro ya has escuchado sobre las múltiples posibles consecuencias de llevar una vida sedentaria, sin embargo la solución es sólo una, el sedentarismo se combate con actividad física. Pero tranquilo, no se trata de convertirse en un atleta de competición de la noche a la mañana.

El sedentarismo, en la actualidad, no es sólo la falta de actividad física, es un estilo de vida. La cantidad de horas de estudio que implica tratar de llevar una carrera al día, los medios de transporte que más utilizamos, el home office, las actividades de ocio vinculadas a una pantalla, ya sea del celular o de la computadora. Son hábitos cotidianos que nos exponen a un ritmo de vida en apariencia muy activo y rápido, pero donde nuestros cuerpos suelen estar quietos. 


La clave está en modificar los hábitos sedentarios de vida y ocio y transformarlos de forma que incrementen nuestro nivel de actividad física y deporte. Entendemos por actividad física todo movimiento del cuerpo que hace trabajar a los músculos y que requiere más energía que estar en reposo. Caminar, correr, bailar, nadar, practicar yoga y trabajar en la huerta o el jardín son unos pocos ejemplos de actividad física. 

 

Vale la aclaración para el caso de los adultos sedentarios que llevan mucho tiempo sin hacer ningún tipo de ejercicio, es conveniente realizar previamente una consulta médica: tan peligroso es para la salud no hacer nada de deporte como, en esa situación, lanzarse a un ejercicio exhaustivo y desmedido de forma aislada.

 

Lo importante es encontrar una actividad de la que disfrutes e incororarla a tu vida diaria. ¡Pare de sufrir! Mover el cuerpo no tiene por qué ser una tortura. Una forma de hacer más ameno este cambio es compartir la actividad con amigos, para que sea un momento grato, tampoco es necesario que se trate de una actividad competitiva. Buscar metas cercanas y realizables también ayuda a no sobreexigirnos y agotarnos al poco tiempo de iniciar, cada cuerpo y cada metabolismo tienen sus propios ritmos. Identificar la actividad con un momento agradable es parte del proceso de cambio de paradigma para llevar una vida más sana.